ANASTASIS

HISTOS A INVIAT! ¡CRISTO HA RESUCITADO!
La contemplación de este icono, nos conduce a comprobar que el triunfo de Jesús sobre la muerte nos envuelve a todos los hombres, que Él ha bajado al abismo para llenarlo de luz y que su Resurrección se manifieste con toda su fuerza salvadora, que llega desde el primer hombre y la primera mujer, hasta cada uno de nosotros.