Todo aquello que el Señor nos ha enseñado una vez,nos es necesario hacerlo hasta el final de nuestra vida.
Silvano del Monte Athos