CURSILLO SOBRE ICONOS

ICONO (del griego "eikon" = imagen) es, en su acepción más amplia, toda imagen que representa a una persona o algún acontecimiento de su vida. Pero, en su acepción más común, adoptada por el arte sacro bizantino, ICONO equivale a imagen sagrada pintada sobre tabla. Y aún más,pintada sobre madera con una peculiar técnica o estilo.

SU VALOR MÍSTICO

El ICONO no es solo un retrato o pintura. Es y significa, una presencia de lo sagrado.Es la imagen de lo invisible que hace presente la realidad salvadora, participa realmente de lo sagrado, de la unión de lo divino con lo humano. A través de una imagen "escrita" por el iconógrafo, se hace visible, presente y operante, la realidad sobrenatural e invisible. Esta es la fuerza del ICONO. No es solo arte o técnica, sino que representa un modo de sentir.

TÉCNICA DEL ICONO

Los primeros ICONOS se realizaron a la encaústica (colores mezclados con cera fundida) pero a partir del siglo X la técnica preferida fue la del temple o "témpera al huevo" en la que se usa la clara del huevo como emulsión para mayor densidad del color.
El soporte es siempre una tabla, cortada en sentido longitudinal de la fibra del tronco. Esta tabla se pulía hasta dejarla ligeramente cóncava y sobre ella se pegaba una tela gruesa que, a su vez, se cubría de yeso para preservar a la pintura de ser embebida por la madera.
Preparada así la tabla, el iconógrafo transponía el dibujo del original, e inmediatamente aplicaba los colores, siendo el básico y fundamental el oro, seguidos del ocre, cinabrio (rojo) y el lapislázuli (azul).Una vez pintado el ICONO se recubría con una capa de aceite de lino que realzaba los colores y proporcionaba consistencia a la pintura.
Todo en el ICONO tiene un sentido espiritual: la madera fue sacralizada por Cristo al morir en la cruz; el oro es símbolo de la "luz divina" y el iconógrafo "escribe" precedido de la oración y el ayuno.