ORACIÓN


El coro de los santos ha encontrado la fuente de la vida y la puerta del paraíso. También yo encontraré el camino de la conversión. Yo soy la oveja descarriada. Llámame, Señor, y sálvame.


Oficio de difuntos


Mario, hermano querido, memoria eterna.